martes, 21 de octubre de 2014

No es un adiós, es un hasta luego.

Hace exactamente una semana, el gobierno me quitó a una de mis mejores amigas, y no me refiero a una triste muerte por culpa de la inseguridad, hablo de que se fue para evitar precisamente esa triste muerte por culpa de la misma, y es que el querer tener una vida mejor a la que llevamos aquí no es ningún delito, no se trata de que tenemos complejos de oligarcas ni nada que ver, se trata de que todos tenemos derecho a querer más, y no por vanidad, aquí ya no se trata de vanidad, se trata de que la gente se va para no morirse de hambre, se va para que no los maten en la esquina a la una de la tarde para quitarle un simple teléfono, que al parecer vale más que nuestra propia vida, o eso es lo que deciden los malandros. 

Me entristece mucho que ahora nuestras reuniones se basen en despedidas y no en cumpleaños, ni graduaciones. Es horrible tener que decirle adiós a un ser que amas, por culpa del asqueroso gobierno que maneja nuestras vidas como en los juegos del hambre y no porque se quiera ir porque le da la gana, ya es algo que a juro nos tenemos que ir, si es que queremos llegar a los 30 con vida o por lo menos llegar de una manera decente.

Me molesta de manera inhumana que el gobierno nos quiere arrebatar todo de cualquier forma, la comida, el bolivar, los dolares, la ropa, la familia y los amigos. Esta gente nos ha obligado a las despedidas constantes de personas importantes como lo eres tú Fabiola, te voy a extrañar mucho y lo sabes, aunque ambas tomamos caminos diferentes en los últimos años, sabíamos que estábamos ahí para cualquier cosa, y bueno, yo sigo estando aquí. Hace una semana te tocó a tí, fabi, luego me tocara a mi y seguirán las demás, las cuatro se separan pero con la promesa de volvernos a ver, ahora vive tu sueño americano jajaja, y a comerse el mundo.  


sábado, 27 de septiembre de 2014

Soy eso que está entre la cordura y la locura

Últimamente estoy llena de miedos
Tengo miedo a querer demasiado
Miedo a dejar de querer
Tengo miedo a entender muchas cosas de las que huyo constantemente
Miedo a creer
Me da miedo pensar y es lo que más odio de mis miedos
Tengo miedo de despertar y ver la realidad
Me das miedo tú y todo lo que viene acompañado contigo
Me da miedo llegar a no tenerte miedo

Mi cabeza es un lío
Mi vida es un lío
Yo soy un lío

Tengo miedo de que te des cuenta en el problema en el que te estás metiendo
Miedo de que te quieras salir de este lío hecho mujer
Me da miedo que aún no sepas quien soy
Pero más miedo me da que no te guste lo que soy

Tengo miedo de no estar equivocada con estos miedos
Tengo miedo a saber demasiado
Le tengo miedo al tiempo
A la cochina sociedad
A las palabras
Al desinterés
A todo y a nada

Te tengo miedo a ti y aunque parezca absurdo, tengo miedo de mi.

martes, 9 de septiembre de 2014

Saquemos cuentas

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando tu primer y último pensamiento del día es esa persona, y sin querer la metes en la cama todas las noches sin que ambos lo sepan, teniendo como único resultado verse en sueños la mayoría de las noches con ganas de no despertar jamás, no tienes deseo alguno de que te abandone ni en sueños ni en la realidad, y viceversa…

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando un te quiero basta para sentirlo justo a tu lado, resulta imposible manejar tu mente porque sólo piensas en ese nombre, sólo sientes ese nombre, eres parte de ese nombre y extrañas únicamente a ese nombre.

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando piensas que su sonrisa es la más hermosa de todas, y no sólo lo piensas, se lo dices y se la muestras a todo el mundo para que sepan que dices la verdad, aunque quedes como el más cursi del año y no te importe. 

Cuando quieres pasar a su lado, todo tu tiempo libre y el que no tienes también.
Cuando sonríes como loco de la nada porque recordaste algo que te dijo hace unas horas.
Cuando no te importa si le gustas a unas diez personas mas.
Cuando vuelves a creer.
Cuando vuelves a ser feliz.
Cuando empiezas a entender lo que es querer a alguien de todas las formas posibles.
Cuando estás seguro de que a penas ésto comienza.

Allí es posible que si estés realmente enamorado de alguien. 

lunes, 8 de septiembre de 2014

La realidad duele

Tristemente mi país se convirtió en "Venezuela, tierra de despedidas" o como dicen por ahí, el principal país exportador de cerebros, y es que gracias a nuestro gobierno, la mayoría de los venezolanos, nos hemos visto en la penosa posición de dirigirnos a una agencia de viajes y comprar un pasaje con retorno indefinido, sabiendo que posiblemente esta sea la ultima navidad que pasamos con nuestros seres queridos, y no digo que nos vayamos a morir, nada de eso (aunque una nunca te sabe) solo que todos estamos claros de una cosa, no sabemos que pueda pasar en el futuro, o si, si lo sabemos pero muchos no tenemos las bolas de decir que esto se convertirá en una Cuba evolucionada, es decir, mas pobre, mas triste, mas denigrante que la actual. Posiblemente nuestros padres no podrán visitarnos nunca, ¿Por qué? bueno les cuento, porque no habrán vuelos, no habrá dinero, no habrá derecho a salir del país, así de simple, y yo sé que esto no es secreto para nadie, pero me gusta recordarselos cada vez que puedo.

La mayoría de mis amigos cercanos se fueron o se van pronto, y no por gusto, solo buscando algo mejor, lo triste de la situación es que a casi todos posiblemente nos espera limpiar mesas en un restaurante, el ingeniero que sirve tragos, el arquitecto que limpia pisos, la periodista que reparte folletos, el abogado que vende ropa, y pare usted de contar. Es deprimente recordar que hace 5, 6 o 7 años entramos a la universidad pensando que seriamos unos profesionales excelentes en nuestro país y que hoy nos vemos en el espejo sabiendo que eso simplemente fue una fantasía que no se va a cumplir, por lo menos en Venezuela.

Hace un par de años, un amigo de bachillerato me mostró un vídeo en donde nos grabo individualmente a varios de la promoción justo el día de graduación, preguntándonos que íbamos a hacer ahora, a que universidad íbamos a ir, que estudiaríamos y como nos veríamos en 5 años, mi respuesta fue la más infantil e ilusa de todas: Reportera de farándula de un canal que hoy en día es un total asco y que no diré por respeto a mi persona, resulté ser todo lo opuesto y ya ni el canal veo, pero ese no es el punto del asunto, el punto es que no tengo la opción de algo parecido, aquí o trabajas jalando bolas o no trabajas y ¿saben que? no trabajo. 

Aquí hay dos tipos de personas que me sacan la piedra, las que se quejan por todo y no hacen nada y los que se quejan por todo pero sigue estando bien. Por esos dos tipos de personas, es que muchos de nosotros no vamos a ver a nuestra familia, novios (as) amigos, al gato, al perro, a la tortuga, a nuestros paisajes y a nuestro ron, por mucho tiempo, gracias a ellos, mas que al difunto y a los nuevos ogros que nos esta jodiendo, es que Maiquetia se volvió el lugar mas triste de Venezuela. 

Ahora la pregunta sigue siendo la misma, venezolano, ¿cómo te ves en 5 años a partir de ahora? sin caer en fantasías como  yo hace 7 años, ¿cómo te ves si te quedas aquí o te vas del país? 
No es para nada la idea, regalarle el país a esta cuerda de infelices, pero ya ésta fue tu decisión al no luchar por él cuando tenias la oportunidad y te lo dejaste meter hasta el fondo. 

viernes, 15 de agosto de 2014

Nada está bien

Desde que tengo uso de razón me siento con el espíritu por el suelo. No me gusta meterme con otros países, no me siento en la posición de hacerlo, nadie sabe lo que pasa realmente en un lugar sin vivir en él, solo me limitaré en decir que el mundo está mal, las religiones en general tienen poco que ver con Dios, o con amor, sino con juzgar a los demás, todo lo que tenga que ver con una religión hoy en día es una farsa.

No hay amor en ningún lado, sólo miedo, miedo del infierno, miedo del que piensa distinto, miedo a la libertad y sobre todo miedo a que somos dueños de nuestro destino. Miedo y mucho miedo.

Lamentablemente tenemos la ilusión de que hemos evolucionado, la fantasía de la libertad, lo poco que hemos avanzado. Los fraudes, el fanatismo, la avaricia, la triste comodidad, la terquedad, la intolerancia, el miedo. Sobre todo el miedo.

Temo por el mundo, un mundo al que le perdí la fe y el respeto hace mucho tiempo, o por lo menos  a la gente que lo habita, son gente podrida por la avaricia, el poder y no tiene interés por una humanidad mejor. No se educa a las futuras generaciones, tristemente ahora importa más saber usar un arma que leer un libro, y los que nos preocupamos por eso, somos los equivocados, los idealistas y los tontos. ¿En qué mundo estamos viviendo?

Siento que todos estamos dormidos, idiotizados, cansados, nos hemos metido en la cabeza que nada importa. No hay héroes, solo víctimas de los ogros que nos gobiernan.  

¿De qué sirve irse del país si el mundo en general está mal? ¿Te quedas o te vas? ¡Da igual! ¿Sonreír o maldecir? ¡Da igual! El mundo sigue mal hagas lo que hagas, porque estamos tan mal que nada de lo que intente hacer una de mil personas, hará un cambio en alguien, solo en ti mismo, pero eso también cuenta, por lo menos para tu paz interior. No se trata de esperar un líder, se trata de abrir los ojos y darnos cuenta que merecemos un país mejor, un mundo mejor.

martes, 29 de julio de 2014

Cayendo en pedazos


No hay comida, pero todo está bien.
No hay medicamentos, pero todo está bien.
No hay seguridad, pero todo está bien. 
No hay ropa, pero todo está bien.
No hay luz, pero todo está bien.
No hay agua, pero todo está bien.
No hay dinero, pero todo está bien.
Si hay colas, y todo sigue estando bien.
Si hay escasez, y todo sigue estando bien.
Si hay inseguridad, y todo sigue estando bien.
Si hay pobreza, y todo sigue estando bien.
Si hay desempleo, y todo sigue estando bien.
Si hay ignorancia, y todo sigue estando bien.
Si hay patria y todo está perfecto. 

Venezuela es la tierra de todo lo posible, es la tierra que se está cayendo en pedazos pero todavía hay personas que creen que estamos como tenemos que estar, que se conforman con lo poco que tienen y son felices así, gente que no se da mala vida por nada, van y hacen su respectiva cola para comprar solo tres paquetes de harina pan porque solo eso es lo que está permitido vender, aquellos que se conforman con el MUM bolita y así está bien, que solo les molesta que se les va la luz cuando va a empezar la novela de las 2, porque la mayoría no tiene un empleo en donde tenga que cumplir con las respectivas horas de trabajo que debería, gente que no le importa que sea un verdadero peo conseguir dólares porque dicen que de igual forma ellos no quieren ni tienen para viajar. 

No sé que tan superficial me estoy viendo al escribir esto, pero no cabe en mi cabeza que exista gente tan idiota como esa, no sé cuantas veces tengo que escribir sobre este tema para calmar mi amotinamiento con la gente bruta de Venezuela, no sé cuándo será el día que la gente entienda que estamos MAL y que no es normal que estemos en la calle con el teléfono en las tetas, que nunca nos podamos poner algo de oro porque simplemente nos pueden matar para arrebatarnos eso, o que tengamos que hacer una cola de horas para que nos vendan productos de la cesta básica, ¡¡¡COLA DE HORAS!!! ¿Es que acaso lo están regalando para calarnos una cola de tantas horas? No es normal nada de lo que está pasando en un país tan rico como Venezuela, porque en serio, somos un país rico y por eso es que estamos como estamos, porque nos están quitando nuestras riquezas, una riqueza que nos pertenece a todos los que nacimos en esta tierra y no al hijo de puta de Fidel y todo su comité de sanguijuelas. 

Abogados e Ingenieros de taxistas, profesores y médicos de vendedores de Avón, periodistas desempleados porque nos cierran todos los medios en los que podemos trabajar. Venezolanos sin empleo, sin casa, sin carro, sin nada, solo deudas, y estamos bien. Supuesto socialismo que tenemos y lo único que compartimos es pobreza, quisiera saber en dónde está el socialismo de nuestros gobernantes, quisiera saber a dónde se va el dinero de los estudiantes venezolanos que están afuera del país, quisiera saber en dónde están los supuestos proyectos creados por nuestro difunto presidente intergaláctico, ¿en dónde? 

Ya por mi parte, me canse de hacer el intento de que entren en razón a los brutos que creen que todo está bien, sigan en su mundo de fantasía, sean bipolares, ME DA IGUAL, digan que está bien, que está mal, y sigan votando por el mismo cabrón que nos terminó de hundir en esta miseria, sigan  creyendo en aquel que ha jodido tanto, a tal punto de hacer que huyamos del país, sigan pasando roncha una y otra vez y sigan terminando de destruir todo, porque para lo que a mí respecta, todo aquel que está de acuerdo con este gobierno, es igual de culpable de la destrucción de este país como los que tienen el poder total de hacerlo.

lunes, 28 de julio de 2014

Kilómetros

Ojeras con nombre y apellido.
Sonrisa infinita.
Fecha en el calendario.
Conversaciones cursis.
Significado de canciones.
Miles de sitios a donde ir.
Suspiros regalados al viento.
Deudas de besos.
Abrazos esperados.
Fotografías con un solo destino.
Primer “Buenos Días” de la mañana.
Propuestas de matrimonio.
Películas a distancia. 
Llamadas diarias. 
Deseos intensos.
Miedos.
Pensamientos mal vistos por las religiones.
Ganas.
Fuertes motivos de espera.
Pasteleros del Barcelona y el Madrid.

miércoles, 23 de julio de 2014

Hoy somos, estamos y queremos.

Hay personas que piensan que jamás volverán a sentir algo lindo por alguien después de vivir tanta mierda en este mundo, y de repente lo sientes por una persona que es jodidamente perfecta para ti. Ese alguien que te hace sentir tan a gusto siempre, y que piensas que nada puede ser tan perfecto pero lo es, de alguna forma lo es y te agrada lo que sientes, así te vean con tu mejor cara de idiota enamorado cuando te escribe, así le extrañes cuando pasen un rato sin hablar o sientas que se te va a salir el corazón por la boca cada vez que te llame.

¿Qué coño nos pasa? ¿Es una sensación de ganadores o de perdedores? 

Es de perdedores si lo ves desde el punto de vista cuerdo, sabes que no todo puede ser tan perfecto pero te lo crees y sabes que en cualquier momento va a acabar pero lo ignoras. 

Es de ganadores si sabes que nada se compara a sentirte tan bien con alguien, en donde puedes disfrutar un momento tan simple como compartir un chiste cruel y reír por casi 3 minutos seguidos.

De alguna u otra forma, todos ganamos y perdemos a la vez, pero no importa, todo es perfectamente imperfecto y te agrada, todo es jodidamente perfecto y te encanta.

Es querer verse siempre y no poder, pero es querer intentarlo y hacer que suceda por ambas partes.

Es de perdedores no querer sentir eso por miedo al final y es de ganadores disfrutar el momento y ya.

Es saber que todo sucede por algo y que estamos destinados a ser o no ser, pero hoy somos, estamos y queremos seguir siendo lo que somos y más… y eso, sólo eso, es lo que importa en nuestra historia.

jueves, 10 de julio de 2014

Jueves 10 de Julio

Suena el despertador  tres veces.
Uñas cortas mal pintadas.
Pote de champú vacío.
Tic en el ojo derecho.
Un perro persiguiendo su cola desesperado.
Pelo alborotado por la brisa de la mañana.
Beso de niños de colegio.
Cadáver de gato.
Canción tuki que suena en la radio del carro parado en el semáforo de la avenida.
Una señora sonríe sola acordándose de algo que debe parecerle realmente cómico.
Pote de agua en el suelo.
Una pestaña cae en la mejilla de alguien.
Camina sin pisar las rayas de la acera.
Un bebé llora porque si.
Rizos rubios brincando al son de una niña de 9 años.
Frío en la oficina.
Chiste sin gracia.
Sonrisa fingida.
Intento de carta “cero cursi” arrugada en su cartera.
Calor en la oficina.
Recuerdo de olas que chocan entre sí.
Esa palabra que invento en la canción en inglés.  
Bolígrafo gastado.
Lengua pasa por unos labios, humedeciéndolos.
Estos pantalones se me ven divinos.
 Error ortográfico en un periódico.
Abrir y cerrar de ojos.
Tilde olvidada.
Correo electrónico borrado.
Mirada triste de la señora de servicio.
Suspiro al viento.
Lágrima muda.
Atardeceres que nadie mira porque no hay tiempo.
Una moneda de un bolívar cae al suelo y ella por vergüenza no recoge.
Lentes empañados por el llanto de un corazón roto.
Libro en un rincón que quiere ser leído.

martes, 3 de junio de 2014

¿Qué pasaría si...

Qué tal si te llamo un día y te digo: Hola, ¿Qué tal todo? ¿Sabes quién soy? que bien que no has olvidado mi voz, decidí llamarte porque tengo mucho que contarte, pero no sé como empezar, bueno si... sigo pensando en ti y posiblemente no te lo haya hecho saber en los últimos meses pero es así, estas presente en todas las canciones que me dedicaste mientras estábamos y no estábamos, estas en todas las que me cantaste y sobre todo, sigues estando en cada parte de mi cerebro. Sabrás que sigo viviendo en la misma ciudad que te conté la última vez que hablamos, por si decides visitarme, y sigo trabajando en el mismo sitio por si te lo preguntas alguna vez, quiere decir que tan mal no lo estoy haciendo. 

¿Sabes? en los últimos meses he pasado por cosas muy locas, lo último que supiste fue que estaba con alguien que bueno, es un bipolar y me quise hacer la loca con sus bipolaridades constantes pero ya no pude más, una ya no está para esos trotes con esa gente así... no te rías que no fue divertida la cosa, para bipolar tú y tampoco fuiste divertido en esos momentos, btw, ¿sigues con...? no me digas, yo seguiré contándote, tú sabes que yo a veces me la tiro de hippie come flor e intente salir con alguien que en serio lo es y no me gustó o bueno sí, pero no eres tú... Sí, yo no sé a quien quería engañar, pero si lo conoces tal vez te cae bien, lee burda y no es bruto como el pana que te conté el año pasado.

Ya le baje dos mil a las protestas, de vez en cuando participo en alguna pero trato de cuidarme más, no quiero caer presa por pensar diferente, pero no hablemos de política... La otra vez intente llamarte pero no sabía que decirte, no sabía si atenderías, te quería contar algo tan bobo como que aprendí a hacer una salsa mejor que la que me mostraste la otra vez, me acorde de tí, te quise enviar una foto pero ya sabes...

Creo que ahora si me puedes decir si sigues con... No, mejor no me digas, creo saber la respuesta, igual no llame para hablar de eso, hay una cosa que te quisiera comentar, creo que te alegrarías por mí, supongo que en otra ocasión, ya dejemos de hablar de mí, ¿qué tal si...

Fuck, se me acabó el saldo --- 

lunes, 5 de mayo de 2014

¿Ser Chavista/Madurista es bueno?


Ya basta de ser una opositora radical, tengo que verle el lado bueno al asunto de estar a favor del gobierno, porque bastantes seguidores que tiene nuestro presidente y por algo bueno debe ser, y es que si estas con ellos me imagino que debes tener una excelente calidad de vida, no debes hacer colas en los supermercados y supongo que hasta conseguirás todos los productos de la cesta básica, también me imagino que el sueldo te alcanza porque te deben pagar muy bien en el trabajo que el gobierno te facilitó por estudiar en una de sus buenísimas misiones. 

Supongo también que no se te va la luz ni el agua y me imagino que no debes vivir con el teléfono en tus partes intimas por miedo a que te lo roben, ¡claro! porque se supone que en tu gobierno maravilloso no hay inseguridad, y ya que no hay inseguridad, debo imaginar que no has tenido que pasar por la desgracia de que te maten en la calle a un familiar, amigo o conocido por cualquier motivo.

Si tu gobierno es tan bueno, debo creer que cuando vas al hospital no necesitas llevar tus propios insumos para que te atiendan, ya que supongo que eso solo nos pasa a los opositores, tampoco debes pasar por la desagradable situación de ir a mínimo cinco farmacias para cumplir con el tratamiento que te mandó el doctor por equis enfermedad que tengas.

Ya que en tu gobierno no se va la luz, me imagino que no se te ha quemado nunca un aire, la nevera, el microondas o hasta el cargador del teléfono, y si es que por mala suerte te pasó aunque sea una vez, el presidente o uno de su comité, te lo pagó, ya que la iguana esta vez confundió la matica con una guaya y lamentablemente te quedaste sin luz y eso hizo que se te quemara algo. 

Presumo que siendo seguidor de ese partido que ya ni sé si son de izquierda o derecha por lo contradictorios que son, posees un carro, ya que tampoco hay escasez de eso, y adquirir un apartamento o casa debe ser pan comido ya que tu sueldo alcanza para ello y a su vez debes darte muchos lujos como viajar al exterior (menos a USA, porque es el imperio mesmo) y conseguir dólares es realmente fácil y accesible a tu bolsillo.  

Si la cosa es así de buena, entonces no veo el peo de nosotros de estar en su contra y quererlos sacar a patadas, porque si en verdad todo está así de bello, hasta yo me declaro desde ya, simpatizante del fabuloso y majestuoso gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.