domingo, 9 de febrero de 2014

Es así

Me quede con  una carta que jamás te entregare porque sencillamente ya no pienso lo mismo de ti
Me quede con tu peor versión, a pesar de que querías que fuera lo contrario pero no te resultó 
Me quede con la imagen que todos los anteriores me han dejado a pesar de que te creí diferente
Me quede viéndote como a un niño sin ningún amor por sí mismo 
Me quede con tu olor en mi cama 
Me quede con un adiós en la boca
Me quede con un abrazo de cumpleaños 
Me quede con  una respuesta a tu mensaje 
Me quede con mi dignidad, porque yo si la tengo
Me quede satisfecha de que di lo mejor de mí
Me quede estando segura de que soy mejor que ella para ti
Me quede sabiendo que no soy una niña inmadura como la que elegiste


Me quede con las ganas de decirte: ¡Suerte!

2 comentarios:

  1. Nunca alguien es lo suficientemente bueno, cuando lo quieres de verdad, y no te paga con la misma moneda, aunque ya te haya dicho que no sería de esa manera, y aunque trató, le salió peor de lo que todo el mundo esperaba, siempre tratando de complacer al resto, se olvidó de auto-complacerse, y cuando por fin lo hizo, reinó el egoísmo, el tiro siempre saldrá por la culata, sin poder enmendar nada, antes de causar más daño del ya hecho. Quedar como el ser más falso y mentiroso, solo por usar la sinceridad, en un mundo de hipócritas, es irónico. Y esa sensación del "qué pudo haber sido" quedará en el tiempo consagrada y congelada, se quedará con las ganas.. Solo DIOS sabrá juzgar. Pedir perdón, no funcionará; perdonar, estará de más. En cada consciencia vivirá, qué fue lo mejor que se pudo dar.

    ResponderEliminar
  2. El perdón es interno; si quieres perdonar hazlo. Cuando lo hagas, esa persona lo habrá hecho también.
    Que hayan estado destinados a no ser, es cosa de la vida, y en algún momento lo entenderán.

    Suerte.

    ResponderEliminar