martes, 22 de abril de 2014

No está prohibido tenerte ganas

Le tengo demasiadas ganas a mi ex

¿Y cómo no tenérselas? si el coñito está igual de lindo y quizás, hasta más simpático.

La primera vez que lo vi después de tanto tiempo, obviamente me vestí impecable, como para que vea el monumento de mujer que se está perdiendo, porque déjenme decirles algo, y es que yo cuando me arreglo, en serio soy linda y no la mamarracha que posiblemente alguno de ustedes ha visto, a demás, la última vez que ese ser me vio, yo era una simple estudiante mal intensa con la tesis, full ojeras y obstinada con la vida por culpa de la antes mencionada. Ese hombre me iba a ver en otra etapa de mi vida, más madura, sin el bolsito lleno de guías, libros y apuntes por todos lados, me iba a ver en taconcitos, mismas ojeras y cosas del trabajo.  

En fin, me puse mi mejor pinta, no muy seria, no muy puta, no tan perfecta porque tampoco quería que pensara que la cosa era adrede, era simplemente la indicada, y él… bueno, él como siempre de simple pero seguía siendo él, mi primer amor, el primer hijo de puta que me jodio, mi primer TODO. 

Cuando nos vimos fue como si no hubiera pasado absolutamente nada, estábamos igual de bobos, con la misma química y la misma picardía, él estaba igual de chismoso, queriendo saber todo de mi, de lo que se había perdido en mi vida y los que están alrededor de ella, yo simplemente intente ser la persona más genial en el mundo para ya saben… PARA QUE VEA EL MONUMENTO DE MUJER QUE SE ESTÁ PERDIENDO *inserte risita de ganadora* 

¿Qué por qué digo que le tengo ganas?

No digo que siga estando enamorada de él porque sería algo absurdo y bien idiota de mi parte, pero si digo que le sigo teniendo las mismas ganas, es algo que no tiene nada que ver con el corazón, son solo ganas, no es emocional, ya dejó de serlo, y al que no le haya pasado esto, que lance la primera piedra. 

No hay nada que se pueda joder porque solo somos amigos, sin sentimientos amorosos de por medio, solo lindos y feos recuerdos en común que tenemos guardados en un lugar de nuestros corazones rotos y que ya no nos afectan en lo absoluto. Esto quiere decir que no estoy totalmente mal porque le quiera meter a mi ex, al contrario, es algo sumamente normal, porque una es débil, y en eso no tenemos la culpa.

Tenerle ganas a un ex no es ilegal, es un derecho constitucional que se encuentra ubicado en el art. 2 de la constitución de ex novios, y está en mi deber como ciudadana y creadora de esa constitución, hacer valer mis derechos y cumplir con mi deber de matar esas ganas, ¿o no?. 

Yo no me forcé, ni me sometí y mucho menos me torturé para volver a tener contacto con mi ex, de hecho, lo disfruto. Mi  EGO ya no está dolido por lo que pasó entre nosotros, ya las cosas se solucionaron y solo le quiero meter a mi ex.

2 comentarios:

  1. Si es feo es ilegal..... Ilegal tambien es una canción.....

    ResponderEliminar
  2. Es verdad yo lo vi en estos dias y tambn le tengo ganas

    ResponderEliminar