lunes, 8 de septiembre de 2014

La realidad duele

Tristemente mi país se convirtió en "Venezuela, tierra de despedidas" o como dicen por ahí, el principal país exportador de cerebros, y es que gracias a nuestro gobierno, la mayoría de los venezolanos, nos hemos visto en la penosa posición de dirigirnos a una agencia de viajes y comprar un pasaje con retorno indefinido, sabiendo que posiblemente esta sea la ultima navidad que pasamos con nuestros seres queridos, y no digo que nos vayamos a morir, nada de eso (aunque una nunca te sabe) solo que todos estamos claros de una cosa, no sabemos que pueda pasar en el futuro, o si, si lo sabemos pero muchos no tenemos las bolas de decir que esto se convertirá en una Cuba evolucionada, es decir, mas pobre, mas triste, mas denigrante que la actual. Posiblemente nuestros padres no podrán visitarnos nunca, ¿Por qué? bueno les cuento, porque no habrán vuelos, no habrá dinero, no habrá derecho a salir del país, así de simple, y yo sé que esto no es secreto para nadie, pero me gusta recordarselos cada vez que puedo.

La mayoría de mis amigos cercanos se fueron o se van pronto, y no por gusto, solo buscando algo mejor, lo triste de la situación es que a casi todos posiblemente nos espera limpiar mesas en un restaurante, el ingeniero que sirve tragos, el arquitecto que limpia pisos, la periodista que reparte folletos, el abogado que vende ropa, y pare usted de contar. Es deprimente recordar que hace 5, 6 o 7 años entramos a la universidad pensando que seriamos unos profesionales excelentes en nuestro país y que hoy nos vemos en el espejo sabiendo que eso simplemente fue una fantasía que no se va a cumplir, por lo menos en Venezuela.

Hace un par de años, un amigo de bachillerato me mostró un vídeo en donde nos grabo individualmente a varios de la promoción justo el día de graduación, preguntándonos que íbamos a hacer ahora, a que universidad íbamos a ir, que estudiaríamos y como nos veríamos en 5 años, mi respuesta fue la más infantil e ilusa de todas: Reportera de farándula de un canal que hoy en día es un total asco y que no diré por respeto a mi persona, resulté ser todo lo opuesto y ya ni el canal veo, pero ese no es el punto del asunto, el punto es que no tengo la opción de algo parecido, aquí o trabajas jalando bolas o no trabajas y ¿saben que? no trabajo. 

Aquí hay dos tipos de personas que me sacan la piedra, las que se quejan por todo y no hacen nada y los que se quejan por todo pero sigue estando bien. Por esos dos tipos de personas, es que muchos de nosotros no vamos a ver a nuestra familia, novios (as) amigos, al gato, al perro, a la tortuga, a nuestros paisajes y a nuestro ron, por mucho tiempo, gracias a ellos, mas que al difunto y a los nuevos ogros que nos esta jodiendo, es que Maiquetia se volvió el lugar mas triste de Venezuela. 

Ahora la pregunta sigue siendo la misma, venezolano, ¿cómo te ves en 5 años a partir de ahora? sin caer en fantasías como  yo hace 7 años, ¿cómo te ves si te quedas aquí o te vas del país? 
No es para nada la idea, regalarle el país a esta cuerda de infelices, pero ya ésta fue tu decisión al no luchar por él cuando tenias la oportunidad y te lo dejaste meter hasta el fondo. 

1 comentario: