martes, 9 de septiembre de 2014

Saquemos cuentas

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando tu primer y último pensamiento del día es esa persona, y sin querer la metes en la cama todas las noches sin que ambos lo sepan, teniendo como único resultado verse en sueños la mayoría de las noches con ganas de no despertar jamás, no tienes deseo alguno de que te abandone ni en sueños ni en la realidad, y viceversa…

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando un te quiero basta para sentirlo justo a tu lado, resulta imposible manejar tu mente porque sólo piensas en ese nombre, sólo sientes ese nombre, eres parte de ese nombre y extrañas únicamente a ese nombre.

Es posible que estés realmente enamorado de alguien, cuando piensas que su sonrisa es la más hermosa de todas, y no sólo lo piensas, se lo dices y se la muestras a todo el mundo para que sepan que dices la verdad, aunque quedes como el más cursi del año y no te importe. 

Cuando quieres pasar a su lado, todo tu tiempo libre y el que no tienes también.
Cuando sonríes como loco de la nada porque recordaste algo que te dijo hace unas horas.
Cuando no te importa si le gustas a unas diez personas mas.
Cuando vuelves a creer.
Cuando vuelves a ser feliz.
Cuando empiezas a entender lo que es querer a alguien de todas las formas posibles.
Cuando estás seguro de que a penas ésto comienza.

Allí es posible que si estés realmente enamorado de alguien. 

3 comentarios:

  1. Gracias por tus sabias palabras. Tengo dos noches y dos días acostándome y despertando pensando en una persona. No sabía qué pensar. Creo que me has aclarado el panorama un poco.
    ¿Existe una cantidad de tiempo que deba considerarse parte de tu fórmula para hablar de amor, o bastan estos otros elementos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no importa el tiempo, solo importa lo que sientas, disculpa por responder tarde, nunca me llegó esta notificación.

      Eliminar