jueves, 3 de diciembre de 2015

10 meses y 21 días sin ver a mi mamá

Gracias Maduro, por mantenerme alejada de mi familia por tanto tiempo, gracias Chávez, porque no te conformaste con joder al país mientras gobernabas sino que lo terminaste de joder con el inepto dictador que dejaste en el poder, elegido por muchos de los que hoy se quejan y por fin abrieron los ojos, según dicen.

No me arrepiento de haber nacido en Venezuela, tampoco me arrepiento de haberla dejado, pero todos los días que pasan me duele más por hacerlo, hace poco pasé mi primer cumpleaños fuera del país y digo primero porque sé que no será el único, intente aparentar que estuvo bien pero no fue así, hubiese preferido haberlo pasado con miedo en mi casa que tranquila aquí, y me dirán inconforme y que soy una malagradecida porque tengo la oportunidad que muchos desearían tener pero esto de verdad duele.

Lo del cumpleaños es simbólico, es un simple día en donde el facebook les recuerda a tus amigos y familiares que estas un poco más viejo que el día anterior, y que por cortesía deben desearte un feliz día, y tu por cortesía les agradeces y sonríes. Debo confesar que estando fuera a pesar de verme rodeada de buenas personas que realmente me han demostrado que no estoy sola, el sentimiento de soledad es increíble. La soledad es la mayor compañía que un extranjero puede tener, aunque no tenga sentido lo que diga, y no te sientes así nada mas el día de tu cumpleaños, te sientes así todos los días que te detienes a pensar que en serio no estas en tu casa, o por lo menos cerca de ella, en donde si te pega la nostalgia agarras tus cosas y te le apareces de sorpresa a tus padres.

Se supone que en tres días Venezuela pasará por un cambio drástico, en donde no sabemos realmente lo que va a pasar, todos conocemos los resultados si fuese un país en donde respetaran las leyes y se hiciera todo transparente, pero como todos sabemos que no lo es y que el gobierno siempre ha hecho lo que les da la gana desde que tengo uso de razón, no se sabe lo que pasará, y solo nos queda esperar a ver si saldremos de ese agujero o seguiremos esperando a que se cumpla la frase favorita de todos los venezolanos, "que explote el peo"

Voten por ustedes que están allá, y por nosotros que queremos volver algún día y dejar de ser los extranjeros de algún sitio, voten por sus hijos que están pequeños y que son el futuro, voten por los que vienen, voten por la Venezuela que tuvimos algún día y por la que queremos mejorada, voten por los caídos que están en el olvido, voten por el familiar o amigo que les fue arrebatado porque simplemente a alguien le dio la gana de hacerlo, voten por sus padres que no quieren ver partir a sus hijos. 



Voten por Venezuela que es de todos nosotros y no de ellos. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario