sábado, 25 de julio de 2015

Blanco y Negro

A ella le gustaba el negro y también el blanco
Era de esas chicas que no se conformaba por un color
De esas que lo tenía todo pero quería más
Caprichosa por el blanco
Posiblemente enamorada del negro
Pero al fin y al cabo, ¿quién le cree?

Ella era de esas chicas que no tiene mucho que ofrecer
De esas que te hacen preguntarte ¿por qué sigues con ella?
Pero de las que no te deja escapar fácilmente
Era de esas que te envuelve solo porque si
De esas que no le importan las consecuencias
Y mas, si ella no sufriría por ninguna de ellas.

A ella poco le importaba si el blanco le quedaba bien
Siempre y cuando siguiera usando al negro
Quizás usó ambos colores el mismo día, eso nunca lo sabremos
Lo que si sabemos es que amanecía todos los días con el negro
Mientras el blanco esperaba ser usado una vez mas.

Ella era de esas chicas que no sabe lo que quiere
Pero no le importa, siempre y cuando ella se sienta bien
¿Qué mas da a quién deje de usar?

domingo, 12 de julio de 2015

Quisiera decirte

Quisiera contarte mi día,
decirte las muchas veces que pensé en ti.
Quisiera contarte que salí con una vieja amiga
y comimos cosas tan sanas que tu le hubieses
querido echar toda las mayonesa del mundo
porque eres así.
Quisiera decirte que me mojé bajo la lluvia y
pasé tanto frío, pero solo necesitaba uno de tus abrazos.
Me hubiese gustado contarte que fuimos al sitio
que te invité mil veces pero al que nunca entramos
porque lo dejábamos para otro día.
Quisiera decirte que me atreví a salir para no pensar en ti.

jueves, 9 de julio de 2015

ZOOciedad

Estoy molesta con la vida, no es novedad para los que me conocen, siempre he estado inconforme con ella porque soy de esas personas que nunca entiende el por que de las cosas, ¿por qué tienen que pasarle cosas malas a personas buenas? ¿por qué hay tanto mal en el mundo y tantas personas afectadas? ¿por qué los desastres naturales? ¿por qué las muertes sin sentido? ¿por qué las enfermedades incurables? ¿por qué tenemos que vivir en una sociedad llena de perjuicios? ¿por qué las etiquetas? ¿por qué el racismo? ¿por qué la homofobia? ¿por qué la marginalidad a personas con menos recursos que otros? ¿por qué la hipocresía? ¿por qué? 

¿Por qué existen personas que ven a una embarazada, a un anciano o una persona con un  niño en brazos y no se para y le cede el asiento? ¿por qué prefieres ir a gastar todo tu dinero en una licorería a darle algo de dinero o comida a alguien que está buscando entre la basura alguna sobra? ¿por qué piensas que los homosexuales son seres depravados y no te detienes un momento a conocer a esa persona y darte cuenta que es un ser humano igual que tu? ¿por qué te limitas a despreciar a una persona porque no cuenta con los mismos recursos económicos que tu y no mueves un dedo para ayudarlo a crecer si está en tus manos hacerlo? 

No quiero decir con esto que seamos todos unos hippies come flor y hagamos el amor y no la guerra, pero por lo menos quiero que las personas que describo aquí, cambien un poco su mentalidad y hagan que ésta sociedad de mierda en la que vivimos sea un poco menos asquerosa, que hagamos un cambio así sea pequeño. Si está en tus manos ayudar a alguien, ¡hazlo! sino lo aprovecha ya eso no es tu problema pero lo intentaste, si tienes la posibilidad de darle a un hambriento algo de comer ¡hazlo! eso se te multiplicará el día de mañana, si alguien dice que una persona es mala, conocelo primero y ten tu propia opinión, quizás el que te lo dijo es un delicado extremo y te estas perdiendo la oportunidad de conocer a alguien realmente genial. 

Deja de actuar como todos y solo actúa bien, deja de pensar en el que dirán, en etiquetas, en tonterías que no valen la pena, todos merecemos una oportunidad de ser tratados bien, todos tenemos la capacidad de hacer las cosas bien, de cambiar la porquería en la que vivimos y hacer que el mundo sea un poquito menos desagradable.

miércoles, 8 de julio de 2015

Sueños que se quedarán cumpliendo su función

De niños siempre soñamos con cosas increíbles, decíamos que queríamos estudiar una cantidad de carreras que no tienen nada que ver con lo que somos hoy en día, yo por ejemplo decía que quería ser abogado porque veía a mi tío que era dueño de su tiempo, y a pesar de que vivía ocupado con su gran cantidad de documentos, se le veía de lejos el éxito que de grande me di cuenta que no era cierto. 

Luego se me metió en la cabeza ser medico e hice que mi mamá me comprara todo un maletín con una cantidad de cosas de medicina (de juguete obviamente) y empecé en mi labor de doctora con todos mis conocidos, hasta que en la clase de Biología cuando tuvimos que abrir a un asqueroso sapo, me bajó la tensión y no pude seguir con la evaluación (carrera tachada)

Son muchos los sueños que de niños tuvimos y que si hubiésemos visto por un huequito, en todo lo que nos íbamos a convertir, posiblemente caeríamos en depresión, cuando yo en quinto año decidí estudiar Comunicación Social, me imaginaba a esta edad trabajando como periodista corresponsal de Globovisión, viajando por todo el mundo, dando las mejores noticias impactantes como desastres naturales, golpes de estados y todo lo que a la gente le gusta ver, claro, después de haber tenido un programa de radio exitoso en la Mega y haber trabajado en periódicos importantes del país. 

Fue todo lo contrario, no me fui por audiovisual sino por publicidad, no tuve un programa exitoso en La Mega, ok, si trabajé allí y tuve mi programa pero no me llenó como esperaba, la experiencia fue muy bonita pero no me dejaban opinar mucho en cuestión al tema global del programa y eso me frustraba, no me dieron la oportunidad de trabajar en un periódico importante del país, de hecho, no me dieron la oportunidad de trabajar en ningún periódico del país, y mucho menos soy corresponsal de Globovisión viajando por todo el mundo, empezando porque ya ese canal es un asco y porque descubrí a mitad de la carrera que tengo miedo a las cámaras, resulté ser la típica estudiante de medicina que se desmaya a penas ve sangre.

Es más, si mi yo de 16 años, emocionada por la carrera que iba a estudiar, ansiosa por todo lo que iba a aprender y lo que se supone que iba a aportar a la sociedad, porque ser periodista es hacer una labor social diaria, informar con la verdad todo lo que está pasando; si mi yo de 16 años hubiese sabido que a los 24 años no sería todo lo que creía que iba a ser y me viera trabajando en un país que no es ni remotamente igual al suyo y en el que nunca se imaginó ni siquiera visitar, está trabajando en algo que no tiene nada que ver con informar la verdad sino envolver a la gente para que te diga que si y adquiera el servicio, créanme que estaría bien decepcionada, amargada y "cabreada" como dicen aquí.

De igual forma sigo pensando que seré exitosa, quizás escriba un libro, monte una agencia de publicidad, vuelva a la radio y esta vez con un programa que en serio me llene, mejore mis fotos y sea una fotógrafa famosa, cosas que mi yo de 16 años jamas pensó en soñar, pero es obvio que la vida te cambia todos los planes a medida que vas recorriendo el camino que te toca, ahora solo depende de mi hacer que todo se cumpla, o lo que sea que venga para mi lo haga grande y no me quede estancada conformándome con lo que hago actualmente solo porque me sirve para pagar mis deudas. 

viernes, 3 de julio de 2015

Días de días...

Todos tenemos días de mierda en donde todo nos sale mal, o así lo sentimos y lo volvemos más grande, pero mi día de ayer de verdad que se pasó y no exagero, empezando porque por intentar ser una buena persona y hacerle un favor a un familiar, dejé de trabajar y me fui a buscarle lo que necesitaba, cabe destacar que el lugar me quedaba demasiado lejos, a dos estaciones en metro y como mil en metro bus, sin olvidar lo lejos que queda la parada del metro bus de la estación del metro con el fabuloso sol que caracteriza Panamá, pero normal, no me importa pasar por toda esa roncha porque en serio era importante el favor.

Después de pasar una hora en el transporte público y llego al sitio donde se supone que venden la medicina, me monto en el ascensor rumbo al piso 14, se montan conmigo tres personas, debo acotar que me dan miedo los ascensores y es por cosas como la que les mencionaré a continuación. Todos mis acompañantes se bajan y justamente entre el piso 11 y 13 se para y se apaga todo (ascensor impar) o sea, detesto los ascensores, se supone que ese tipo de cosas siempre me pasan pero ¿en serio me tiene que pasar estando yo sola y tan alto? mi mente empieza a jugar conmigo, "aquí fue hermana, ya veo en los titulares: Mujer venezolana muere a causa del desprendimiento de cuerdas de un ascensor en el Century Tower... Extranjera muere a causa de asfixia en uno de los ascensores del Century Tower a raíz de mal mantenimiento de los mismos... ¿ahora cómo le aviso a mi mamá que estoy a punto de morir si ayer le robaron el teléfono? lo peor es que no sé que decir en mis últimos momentos de vida, ¿qué hago? no veo, ¿en donde estará la alarma de ésta porquería?" (empiezo a tocar la alarma cual loca y desesperada me sentía) en menos de 30 segundos el vigilante me habla por el intercomunicador diciéndome que me calme, o sea, el tipo si tiene bolas, me dice que me calme cuando estoy encerrada SOLA en un ascensor sin aire, ni luz en un piso 12 en donde si abro la puerta vería una pared y ya (cosa que hice) 

El hombre para "calmarme" me dice que ya va  a mi rescate, pero aclarando algo, dentro de todo yo estaba calmada, a pesar de que mi mente me decía que ese era mi final, yo por fuera estaba calmada, recuerdo haberme metido en Instagram y hasta vi un vídeo malísimo que acababa de subir Erika de la Vega cantando una fan enamorada, creo que hasta vi vídeos en snapchat de Vanessa Senior pero ahí reaccione y me di cuenta que ya iban como 5 minutos y el señor vigilante al rescate no llegaba, así que procedí a tocar de nuevo (como una loca) la alarma y en seguida me contestó mi rescatista diciéndome que aún no lograba saber en que piso estaba ¿EN SERIO?

Yo como soy una persona educada no escribiré la cantidad de groserías y mentadas de madre que pensé decirle a ese tipo, pero ya se imaginarán y estoy segura que hasta la más sifrina y digna que lea ésto me apoyará... después de esperar unos 10 minutos sola, en la oscuridad, sin aire, escucho la voz de mi valiente rescatista, el cual procede a tocar un botón y el ascensor empieza a bajar bruscamente y a detenerse en piso por piso sin abrir sus puertas, sabrán que entre en pánico sabiendo que ese era mi fin, justo en el piso 1 intenté abrir las puertas con mi propia fuerza (i'm very strong) y se abrió justo en donde estaba la pared, normal, ya después de ahí nada podría ser peor, lo volví a intentar en el siguiente piso y ¡eureka! salí viva de la peor de mis pesadillas.

Mi muy querido rescatista llegó al minuto diciéndome que él igual hubiese podido sacarme, solo que el ascensor estaba bajando como loco y no llegaba a tiempo, (así son las personas de eficientes en Panamá) sabrán que quería salir corriendo del lugar pero por algo fui a ese infierno de ascensores, y tuve que volver a montarme en uno pero obligando a mi valiente y muy eficiente rescatista a acompañarme, cuando llegue a la oficina resulta que hace unos meses la habían mudado justamente cerca de la estación que mencioné al principio *inserte pistola volandome los sesos*

No obstante, después de pasar unas cuatro horas de mi casi muerte, mi primo me escribe y me dice que ya no busque nada porque mágicamente consiguió todo en Venezuela, ¡Aplausos Poliedro!